Evitar las relaciones tóxicas en 3 pasos

Las relaciones tóxicas es el tema por el que la mayoría de las personas me escribe por correo electrónico. Esas personas quieren saber cómo enfrentar o corregir una situación así. Sin embargo, las relaciones tóxicas se pueden evitar fácilmente. En este artículo te voy a enseñar como evitar y como corregir una relación que ha escalado a niveles tóxicos.

Mi intención principal será evitar que te divorcies. De ahí puedes deducir que este artículo está diseñado principalmente para personas casadas. Si eres una persona soltera que está en una relación tóxica, lo más probable es que Dios te esté mostrando el peligro en el que te estás metiendo. El prudente ve el peligro y lo evita; el inexperto sigue adelante y sufre las consecuencias (Proverbios 27:12).

Pero antes debes saber cómo es que sé que es lo que ocasiona el fracaso en las relaciones. Para saber que ocurre con las personas me gusta utilizar las estadísticas.

Hago estadísticas con los correos que me envías

Por eso me gustan las estadísticas, porque por medio de ellas puedes cuantificar la realidad, es decir puedes medir la realidad.

Con el contenido de todos los correos me hago una imagen mental de cómo piensan y que sienten las personas que me escriben. Es así como puedo medir lo que hay en el corazón de las personas que me escriben.

Me alarma encontrar que, las relaciones sentimentales entre cristianos no son distintas a las relaciones sentimentales de los que no son cristianos. Encuentro que lo que predomina tanto las relaciones entre cristianos, como las relaciones entre no cristianos es el amor propio, y ese es el ingrediente principal para una relación tóxica.

La razón de las relaciones tóxicas es el amor propio

Y eso no es raro porque la biblia, de alguna manera, tiene un diagnóstico sobre la razón por la que fracasan las relaciones de pareja, y esa razón es la dureza del corazón.

Por eso cuando Jesús les dijo a los fariseos que el plan de Dios original era que el hombre y la mujer permanecieran juntos por el resto de sus vidas, los fariseos le contestaron: “Entonces, ¿por qué mandó Moisés darle carta de divorcio y repudiarla?”. Obviamente el que repudia está pensando solo en sí mismo y no en las consecuencias para el otro ser humano hecho a la imagen de Dios.

¿Y qué fue lo que Jesús les contestó? “Por la dureza de su corazón”. Y eso de la dureza del corazón tiene mucho que ver con el amor propio.

Me escriben para justificar su deseo de divorciarse

Las relaciones tóxicas nos hacen querer tirar la toalla, y lo que más me entristece es que muchas personas casadas me escriben por correo electrónico y me explican los pormenores de sus sufrimientos en pareja para saber si ese sufrimiento justifica el paso que desean dar, divorciarse. ¿Habrá alguna justificación bíblica para abandonar a la pareja?, y en caso de que la hubiera, ¿es algo que se podría determinar a través de una charla por correo electrónico? No, yo creo que no.

Porque para que alguien que esta viviendo una crisis matrimonial pueda recibir un consejo bíblico, necesita entrevistarse “en persona” con una persona capacitada por el Espíritu Santo para impartir consejería bíblica. Y por supuesto que el Espíritu Santo puede utilizar un medio como el correo electrónico para edificar a cualquiera, sin embargo, normalmente, la persona que aconseja necesita conocer todos los detalles de la situación para poder encontrar, en oración, un consejo sabio para esa pareja.

Sería irresponsable contestar todos los correos que me envían sobre relaciones tóxicas

Es por eso por lo que no contesto la mayoría de los correos electrónicos que recibo sobre el tema. Algunos sí me siento impulsado a hacerlo, pero en general considero que sería harto irresponsable intentar aconsejar a todas las personas que me escriben sobre un tema tan delicado.

Y, además, cuando contesto ese tipo de correos, una de las primeras cosas que aconsejo es buscar ayuda pastoral. Por eso quiero decirte en este momento que necesitas acercarte a tu iglesia y a tu pastor.

La crisis de confianza en las iglesias

Yo sé que se han cometido muchos abusos en muchas congregaciones. Y también en muchas congregaciones hay líderes que simplemente ignoran a los que se les acercan o que aconsejan en base a principios morales o legalistas y no en base a la biblia, y terminan haciendo más daño que bien. Y eso ocurre porque que hay muchas personas que no tienen un llamado de Dios para pastorear y sin embargo se autodenominan pastores, y por eso, por la falta de una “unción” para pastorear o liderar, han lastimado y decepcionado a mucha gente. Por cierto, yo no soy pastor. Ya lo he dicho en muchas ocasiones, pero creo que debo repetirlo.

Buena noticia: ¡Sí existen las iglesias de sana doctrina!

Sin embargo, eso no quiere decir que no existan las iglesias de sana doctrina gobernadas por pastores fieles, y haber sido lastimado en una iglesia no te exime de la responsabilidad de congregarte y servir en una iglesia local.

Puedes visitar el sitio www.iglered.org para ubicar una iglesia de sana doctrina cerca de ti, y recuerda lo que dijo Charles Spurgeon (creo que lo dijo Spurgeon): No busques una iglesia cerca de tu casa, busca una iglesia cerca de la palabra de Dios.

El amor propio vs El amor verdadero

Ahora, con respecto a las relaciones tóxicas, como te decía, los rompimientos tienen que ver con el amor propio, que no es sinónimo de dureza de corazón, pero sí tiene mucho que ver con eso porque los problemas surgen cuando uno comienza a amarse más a uno mismo que a la pareja, y eso a uno termina convirtiéndolo en abusivo o intolerante.

Y es que el amor del mundo, el amor como lo ve el mundo, es egoísta, busca lo suyo propio, busca su propia comodidad. Y el amor según la biblia es sufrido, es benigno, no tiene envidia, no es jactancioso, no se envanece, no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Por eso el amor según Dios busca el bien del objeto de su amor. Eso es lo que hizo Cristo, el Hijo de Dios, en la cruz demostró el amor para con Su Padre, y para contigo y para conmigo. Si todos fuéramos así, créeme, no existirían los divorcios.

Yo sé como hacer sufrir a alguien que me ama

Yo creo que es verdad que has sufrido, y caray, créeme también esto, yo sé cómo hacer sufrir a quien me ama. Se bastante de realciones tóxicas. Pobrecita mi esposa, no es que ella haya sido una perita en dulce toda la vida, pero si hay alguien que se ha empeñado en sabotear nuestra relación, ese he sido yo, y recuerdo todo eso con un sabor agridulce en la boca; con una amargura que me rompe el corazón y con un gozo dulce porque nuestro Señor, con amor, nos está rescatando de eso. Tal vez por eso el Señor me tiene aquí compartiéndote esto, porque soy un hombre que sabe ser mala pareja y sabe ser rescatado.

Y con la experiencia que tengo en estas cosas te puedo decir que todo ese sufrimiento se puede evitar en gran medida con tres principios fundamentales: Elige bien a tu pareja, pon los pies en la tierra y ora mucho.

Principios para evitar las relaciones tóxicas

Primer principio: Escoge bien a tu pareja

El primero de los tres principios para evitar la mayoría de los sufrimientos de las relaciones tóxicas es escoger bien a tu pareja. Tengo un montón de videos al respecto para tratar de ayudarte en eso; están hechos pensando en mis hijas, pero creo que te podrían ser de utilidad. También voy a comenzar a subir las transcripciones de estos videos a mi blog donde podrás leerlos y comentarlos.

Tengo un montón de videos al respecto para tratar de ayudarte en eso; están hechos pensando en mis hijas, pero creo que te podrían ser de utilidad. También voy a comenzar a subir las transcripciones de estos videos a mi blog donde podrás leerlos y comentarlos.

Pero debes tener mucho cuidado al escoger a tu pareja. Usa el sentido común, escucha el consejo de los que te aman. Observa las señales de alarma en la relación. Se manso como paloma, pero astuto como serpiente.

Segundo principio: Ser realista

El segundo principio es ser realista.

Debes poner los pies en la tierra y estar bien consciente de que no se va a relacionar, o no se va a casar un príncipe azul con una princesa y vivirán felices por siempre jamás. No, lo que ocurrirá es que se van a casar dos pecadores rescatados por un Salvador pero que aún están en proceso de recuperación y tienen corazones que quieren inclinarse hacia el egoísmo. Cuando seas capaz de aceptar esa realidad, entonces estarás más capacitado para comprender y perdonar a tu pareja cuando enseñe el cobre y se vuelva tóxica.

¿Por qué escalan los problemas a niveles tóxicos?

Los problemas entre parejas suelen escalar debido a la falta de comprensión y perdón. Obviamente hay personas que son patológicamente abusivas y violentas, no estoy hablando de esa clase de problemas, pero hay personas que no son así, pero sus relaciones escalan a esa magnitud porque no se resuelven los asuntos a tiempo por falta comprensión y perdón.

Entonces, aceptar la realidad de nuestro propio corazón y del corazón de nuestra pareja nos capacita para afrontar con misericordia los problemas que la personalidad de tu pareja va a ocasionar, y eso debe ser recíproco.

El tercer principio: Orar

El tercer principio para evitar la mayoría de los sufrimientos de las relaciones tóxicas es la oración.

Cuando veo mis estadísticas y me muestran que los cristianos nos comportamos igual de tóxicos que los mundanos en lo que a relaciones sentimentales se refiere, también, en medio de esa oscuridad brilla con mucha fuerza la verdad de que no somos iguales a ellos. Tal vez nos comportamos como ellos, pero no somos iguales, nosotros tenemos a Cristo y las promesas de Dios.

No oramos porque no creemos que Dios es fiel

Y la verdad es que, si no oramos, es porque no creemos en las promesas de Dios. Por más blasfemo que suene eso, cuando no oramos es porque no creemos que Dios sea fiel, porque si creyéramos que vamos a obtener lo que vamos a pedir entonces no dudaríamos en pedirlo.

Y, claro que no debemos orar solo para pedir, pero si lo que necesitamos es paz en nuestro matrimonio debemos pedirla, tenemos la obligación de interceder por eso; interceder por eso es en sí mismo un acto de amor.

Muchos no oran porque no quieren arreglar su relación

¿Sabes? Muchas personas no piden por sus matrimonios porque en realidad no quieren que sus matrimonios sean reconstruidos. <entonces, quieren ser libres de ese matrimonio porque ese matrimonio involucra a la persona con la que no quieren estar, y no quieren estar con esa persona, o porque no quieren perdonarla o porque no se atreven a perdonarla. Y en cualquiera de los dos casos el problema es falta de amor, y el que no ama no ha conocido a Dios.

Dios entiende lo que estás pasando

Pero si te atreves a pedir por eso debes estar cociente de que el Dios al que le vas a pedir en oración es Amor. Él es amor. Él entiende el amor. Su Hijo murió por amor y sabe de dolor. ¿Tú crees que no entiende por lo que estás pasando? ¿Tú crees que, si le pides que no quieres sufrir más en una relación tóxica, Él no va a saber exactamente lo que tú y tu pareja necesitan? ¿Tú crees que Dios quiere que estés perdiendo el tiempo peleando con tu pareja en una relación tóxica en lugar de que juntos estén glorificando Su nombre y dando testimonio de quien es su Padre, Dios?

Satanás no quiere que ores por tu relación

El que no quiere eso es Satanás, por eso, si no quieres interceder por tu pareja y por la relación en general estarás haciendo la labor del diablo. Él detesta todo lo que a Dios agrada.

El problema cuando oramos

El problema cuando pedimos y no obtenemos lo que pedimos es que no pedimos bien, pedimos egoístamente. Por eso, en el próximo video te voy a hablar de las oraciones que puedes hacer para que tu relación funcione.

Dios te bendiga. Amén.

[IMAGEN] Photo by Eric Ward on Unsplash

Comparte esto:

1 pensamiento sobre “Evitar las relaciones tóxicas en 3 pasos”

  1. Estimado hno. Parece que hablara de mi situación, 21 años de matrimonio, infedelidad de 18 años, corazones endurecidos, una relación desgastada y desastrosa. Mi error fue haber elegido mal, ese error me ha llevado a una vida de decepciones, perdone volvi a amar, perdone volvía a amar, perdone muchas veces… queriendo corregir el error. Mi pregunta es, porque tengo que continuar con un hombre que no me amo, que me desprecio y humilló, machista, que ni siquiera me ayuda en labores donde se tiene que emplear la fuerza física o alcanzar lugares altos que no alcanzo x mi estatura y poca fuerza pero lo hago xq no cuento con su apoyo y mucho menos para las cosas de Dios. Porqué tengo que seguir en un matrimonio de sufrimiento y en el que se que seguire sufriendo, sola y sin ser amada. Ojalá me pueda contestar, selo agradece mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *