3 Secretos para dejar de pensar en esa persona

DebesOlvidarle

En este video te voy a dar tres consejos para dejar de pensar en alguien. Tal vez alguien que te gustaba pero que por alguna razón no pudiste establecer una relación, o tal vez tu exnovio o tu exnovia.

Si no puedes dejar de pensar en esa persona, pero sabes que tienes que seguir adelante, estos dar tres consejos con los que puedes dejar de pensar en esa persona, son para ti.

Hola, Dios te bendiga; hoy es viernes de teología práctica. En este programa tomamos lo que conocemos de Dios a través de Su palabra y lo aplicamos a la vida diaria. Puedes encontrar un video sobre este texto en mi podcast: https://soundcloud.com/HnoDanielTorres

Asunto de cristianos

Bien, dicho lo dicho, vamos al asunto. Primero que nada, necesitas saber que estos mensajes son para cristianos. Si quieres saber cuál es la voluntad de Dios para tu vida, necesitas establecer una relación personal con Dios, y toda relación que establezcas con Dios, la vas a establecer a través de su hijo JesuCristo. Él así lo dispuso. Jesús dijo: Yo soy el camino la verdad y la vida, nadie viene al Padre si no es por mí.

Pero bueno aquí están tres consejos para dejar de pensar en esa persona:

¡Enfócate!

Lo primero que debes hacer para dejar de pensar en esa persona es dejar de enfocarte tanto en tus sentimientos y comenzar a enfocarte en los hechos de esa relación.

Pero mira, no pienso que tenga nada de malo tener la esperanza de que esa relación suceda algún día, o por ejemplo, si rompiste con tu novio a tu novia, no creo que tenga nada de malo tener la esperanza de que algún día las cosas se resuelvan entre ustedes, y que tengas la esperanza de que esa relación vuelva a renacer, o por ejemplo, si hubo alguien que te gustó mucho, y por alguna razón las cosas no se dieron y no pudieron establecer alguna relación, no creo que thaya nada de malo en tener la esperanza de que eso algún día ocurra. No hay nada de malo en eso, de hecho, debes orar por eso; debes orar al Señor sobre eso, sin embargo, eventualmente tienes que empezar a aceptar los hechos.

Es decir, si nada está cambiando y todo apunta que nada va a ocurrir, la única manera en la que vas a dejar de pensar en esa persona es dejar de enfocarte en tus esperanzas y comenzar a enfocarte en los hechos.

Pero ojo, este mensaje no es para las personas casadas, estoy hablándole a solteros. Las personas casadas, están casadas hasta que la muerte los separe.

Pero bueno, para dejar de pensar en esa persona, tienes que dejar de enfocarte en tus esperanzas y enfocarte en los hechos. Decir: Bueno, realmente no le gusto a esta persona. O tienes que aceptar los hechos y decir: Realmente hemos terminado, y las cosas no van a cambiar.

Entonces si quieres sacarte a alguien de la cabeza, el primer consejo es que aceptes los hechos de lo que ha ocurrido.

Deja de orar

El segundo consejo es que, lo que querrás hacer, es orar por un tiempo por esa persona y por esa relación, y después dejar de orar el asunto.

Yo sé lo que algunos están pensando: ¡Momento! La biblia dice que oremos por todo y que oremos todo el tiempo, y también dice que debemos de orar por las personas que conocemos. Si Dios está poniendo en tu corazón orar por alguien, yo no voy a contradecirlo. No te voy a decir que dejes de hacer algo o que no hagas algo a lo que Dios te está impulsando. Mira, nunca puedes orar demasiado por alguien, la biblia dice que nunca puedes orar demasiado. Pero yo creo que puedes orar demasiado por algún asunto en particular, y qué puedes orar por las razones incorrectas, y eso tiene sustento bíblico. Entonces, no estoy diciendo que puedes orar demasiado, sino que puedes orar demasiado por algo en particular.

Cuando continuamente estás orando por esta persona, no permites que tu corazón avance. Entonces, lo que debe de hacer es orar, pero orar para estar con Dios; para agradecerle; para conocerlo a Él. Lo que necesitas hacer es pasar tiempo con Dios. No debes orar nada más para pedirle cosas, debes orar para agradecerle; para platicarle tus cosas y para permitir que Él te hable a ti. ¿Te das cuenta como podrías estar orando demasiado por algo en particular, o por alguien en particular? Podrías estar apagando la voz de Dios diciéndote: Hijo, sigue adelante. Tal vez Él te puede estar diciendo: Oye, aprecio tus oraciones, y es bueno que ores por esta persona, y que hayas orado por esa relación, pero es tiempo que sigamos adelante tú y Yo juntos. Es tiempo de que dejes de orar por eso. Mira, he escuchado tus oraciones por esta persona, y créeme esta persona está en mis manos, sabes que puedes confiar en mí, pero es tiempo de que sigamos adelante juntos.

¡Una nueva vida!

El tercer consejo que te voy a dar para dejar de pensar en esa persona es que necesitas llenar tu mente con cosas nuevas, y experimentar cosas nuevas en tu vida.

Mira, psicológicamente es incorrecto tratar de dejar de pensar en algo. Por ejemplo, si te digo: Deja de pensar en los elefantes blancos, tú inmediatamente pensarás en un elefante blanco, y la razón por la que ocurre eso es que, no pensar es algo que no existe. Es como pedirte que no respires. Si no respiras te mueres. De la misma manera, no puedes dejar de pensar; tu cerebro y tu mente siempre están trabajando, lo único que puedes hacer es pensar en otras cosas. Por ejemplo, si donde te encuentras, estás respirando humo, ¿qué es lo que tienes que hacer?, ¿dejar de respirar? ¡No! Porque te mueres. Lo que tienes que hacer es voverte de lugar, a un lugar donde puedas respirar aire fresco. Es lo mismo con los pensamientos. Para dejar de pensar en una persona, no necesitas dejar de pensar, ¡no puedes dejar de pensar! Lo que necesitas es pensar en otras cosas; mover tu mente de lugar, a un lugar donde puedas pensar en cosas frescas; donde puedas respirar aire fresco. Sabes que no va a funcionar tratar de dejar de pensar; simplemente no funcionará tratar de dejar de pensar en esa persona. Lo que necesitas es llenar tu mente con cosas nuevas.

Muchas veces la razón real por la que no puedes dejar de pensar en una persona no es porque la quisiste mucho; no es porque te gustó mucho, ni siquiera porque tuviste una relación excelente. Muchas personas me escriben y me dicen, hermano me siento muy tonto, en realidad no puedo dejar de pensar en esta persona, ¡y ni siquiera tuvimos una buena relación! Y la razón por la que no pueden dejar de pensar en él o en ella, es porque fue la última persona con la que tuvieron una relación sentimental, no hay nada en su mente que sustituya a esa persona. Así que lo más probable es que no estés obsesionado con esa persona, o que Dios te mantenga pensando en esa persona. Puede ser que  Dios sea el que te mantiene pensando en esa persona, pero lo más probable es que, simplemente no puedes dejar de pensar en esa persona porque no tienes en nadie más en quien pensar; es la única opción que tienes para pensar; no hay más opciones, y hablando de romance, es la única opción romántica que tienes para pensar, entonces, cuando piensas en el romance y en el deseo de tener una relación sentimental, tu mente automáticamente llena los vacíos con esa persona, porque es lo único que tiene a la mano.

Ahora no te estoy diciendo que correcto tener novios aquí y allá, eso es otro asunto. Estoy hablando de este momento, cuando ya te metiste en eso y no puedes dejar de pensar en esa persona.

Entonces, ¿cuál es la solución? La solución principal es llenar tu mente con las cosas de Cristo; con las cosas de arriba. Cuando llenas tu mente con la verdad de Cristo y con la Persona de Cristo, inmediatamente tomas el control de tu mente. Dice Colosenses 3 que pongas tu mente en las cosas de arriba, no en las cosas de la tierra. De modo que no dice que dejes de pensar, ni siquiera que dejes de pensar en las cosas de la tierra, dice que establezcas tu mente allá arriba, porque allá está escondida tu vida en Cristo, en el cielo. Y por eso vas a poder comenzar a vivir y a pensar diferente, porque te vas a dar cuenta que tu mente y tu vida le pertenece a Cristo.

Pero mira, y esto me duele decirlo porque probablemente se lo diría a mi hija. La única manera para dejar de pensar en esa persona es empezar a buscar otra persona. Créeme, te lo digo con dolor de padre. No es que yo no quiera que mis hijas tengan relación alguna vez con algún muchacho, aún son unas niñas, así que creo que me entiendes.

Ahora, no te estoy hablando de una especie de venganza. No te estoy hablando de que tengas que sustituirle para dejar de pensar en esa persona. Si no estás listo o lista para tener otra relación, entonces Cristo es suficiente; de hecho, aunque estés listo, Cristo es suficiente. Y, te repito estas cosas porque quiero ser muy cuidadoso aquí. Porque yo he visto que muchas veces, multitud de muchachos que no pueden dejar de pensar en esa persona, precisamente porque ya están deseando y preparados para tener una relación.

Es tiempo de seguir adelante. Si sientes que ya estás listo o lista para seguir adelante con tu vida y crees que puedes tener una relación sentimental con otra persona, una relación sentimental que honre a Dios, comienza a buscar esa relación, comienza a buscarla. Te puedo garantizar que cuando encuentres a una persona, a la persona correcta, a la persona que Dios tiene para ti, te puedo garantizar que cuando la encuentres, vas a dejar de pensar en esa otra persona; cuando menos de manera en que la que lo estás haciendo. Puede ser que tengas buenos recuerdos, pero esa desesperación que sientes ahora, ya no la vas a sentir. Cuando llegue la persona adecuada a tu vida vas a dejar de pensar en esas cosas porque Dios te va a bendecir, porque va a tener a la persona que es ideal para ti.

No me imagino diciéndole esto a mi hija, pero algún día se lo voy a tener que decir. Yo entiendo esas cosas. yo las viví.

Comparte esto:

3 thoughts on “3 Secretos para dejar de pensar en esa persona

  1. Muy buenas tardes Dios lo bendiga.

    He visto algunos vídeos tuyos donde habla de como dejar de pensar en esa persona, sobre el divorcio entre otros. En este momento llevo 20 días de haberme separado de la mama de mi hijo( mi hijo tiene 4 años) , en 6 años que llevábamos de relación, tuvimos discusiones y peleas que puedo considerar que son normales dentro de una relación ( aclaro nunca nos casamos). Yo soy consciente de que estuve apartado de Dios y hice las cosas a mi manera e inclusive le falte muchas veces a Dios y mi ex pareja. De un momento a otro las cosas se pusieron feas y empece a ver como mi relación se fue abajo, mi ex pareja empezó a hacer cosas con las que yo no estaba de acuerdo y mi reacción fue la de terminar nuestra relación, aunque yo quise arreglar las cosas, ella no quiso y pues eventualmente se marcho de la casa con mi hijo y hasta donde se hay otra persona con ella. Debido al difícil proceso por el que atravesé y estoy atravesando, mi decisión fue la de buscar de Dios nuevamente . ahora tengo muchas dudas y preguntas; no se si Dios permitió esta separación debido a que me aleje totalmente de el y también por nuestro mal comportamiento y ahora su propósito es restaurar y edificar mi vida sobre la roca, y consecuente restaurar nuestro hogar o simplemente permitió esta separación porque ella no es la mujer que Dios quiere para mi ni yo el hombre que que quiere para ella.

    Hermano Dios lo bendiga y agradezco su opinión porque la verdad me siento muy confundido.

    muchas gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *